Fintech

Fintech ¿qué es? Definición

Una forma práctica de entender lo que es el fintech, empresas fintech o servicios fintech es entendiendo de dónde viene el concepto. Fintech nace de la unión de finance y technology. Esto quiere decir que todas las empresas de servicios financieros que se sirven de las últimas novedades tecnológicas para ofrecer sus servicios o productos podrían considerarse fintech.

Entre las áreas básicas en las que se centra destacan:

  • Banca móvil
  • Big data
  • Modelos predictivos
  • Criptomonedas
  • Gestión automatizada de procesos

Al amparo de este paraguas han surgido multitud de empresas y de startups que han posicionado a España como el quinto país con más presencia fintech en el ratio usuario/población.

Fintech ¿qué es? Enfoque crítico

Es importante conceptualizar qué entendemos por “últimas tecnologías”, y es que si escribes un blog sobre economía, siento comunicarte que no has creado una fintech. Por el contrario, un algoritmo de inteligencia artificial que analiza el mercado y sus tendencias  y predice estadísticamente las mejores opciones para invertir con las oportunidades más seguras y rentables, si sería un buen ejemplo.

La crítica generalizada podría resumirse en que muchas empresas han estirado un concepto de moda hasta restarle significado. No todas las empresas que se hacen llamar fintech tienen el mismo trasfondo tecnológico.

¿Por qué triunfan las fintech?

El éxito de las fintech es evidente e indiscutible, y éste se debe a varios factores. Quizá el más importante o del que derivan muchos otros es la democratización del acceso a los productos bancarios y financieros.

Cuando los proveedores de servicios no están monopolizados en este caso por los bancos, sino que cualquiera puede desarrollar su idea, por ejemplo, a través de Blockchain y crear su propia startup, supone una mayor competencia, que desemboca en una reducción de costes y nacen productos más interesantes para los usuarios.

Por otro lado, el mundo de las aplicaciones móviles de fácil uso y acceso ha supuesto el nacimiento de nuevos modelos de banca y servicios financieros con infraestructuras y costes notablemente más bajos.

La revolución de la banca de esta década ha venido por oficinas virtuales basadas en una aplicación web o móvil desde donde a día de hoy ya puedes solicitar una hipoteca o invertir en bolsa.

Tipos de fintech y ejemplos

 

Las principales funciones de las fintech están basadas en cuatro áreas de negocio:

  • Pagos y transacciones. El ejemplo paradigmático de fintech de pagos es Paypal, el mayor gigante de pagos seguros focalizado en las compras a través de internet. Apple también ha desarrollado su propia plataforma de transacciones (Apple pay). También existen aplicaciones de envío de dinero instantáneo a través de números de teléfono como Bizum.
  • Gestión de finanzas personales. Fintonic es el ejemplo más famoso en España. Entre sus propuestas de valor destacan la unificación de todos los productos financieros del usuario en su plataforma y la gestión y análisis de los mismos. Además, dispone de diferentes módulos con diferentes servicios como los seguros, la financiación etc. A cambio, puede analizar tus datos.
  • Consultoría y comercialización para inversores. Se trata de plataformas encargadas de optimizar las inversiones de clientes privados. A través de estas plataformas se logra un ahorro de costes que repercute parcialmente en el cliente.
  • Financiación y concesión de créditos alternativos. Destacan los créditos online, pagos digitales, cambio de divisas en red, banca digital y principalmente el crowdlending (financiación a empresas, proyectos o a personas por numerosos inversores).

 ¿Burbuja o tendencia?

¿Sería posible que ambas respuestas fuesen correctas?

La tendencia es evidente, los modelos de banca sin estas tecnologías a día de hoy son insostenibles y las fintech han venido para quedarse. Pero el debate está más ajustado si se pone en tela de juicio la cantidad tan desorbitada de empresas que giran en torno a este concepto que sólo en España representa más de 200 empresas dedicadas al concepto fintech con 2500 personas empleadas. Datos que tienden a duplicarse en poco tiempo.

Los neobancos y el fintech son la realidad de nuestros días, y si las tendencias se cumplen, parece que serán la norma.

 

 

Si estás pensando montar tu propia aplicación, puede que te interese este vídeo sobre Blockchain.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter